Para empezar hay que tener en cuenta que la condensación se produce cuando el vapor de agua (presente en el aire interior de la casa) toca una superficie cuya temperatura es inferior al punto de rocío (de ese aire en ese momento). Un ejemplo claro de esto es cuando vemos “llorar” los cristales de las ventanas con poco aislamiento.

La solución podría parecer lógica, aislar más las ventanas y paredes para que no tengan esa diferencia de temperatura, pero no es asi, es un error. El problema está en el aire, por lo que hay que actuar sobre él para solucionar el problema.

En el mercado hay algunas soluciones:

  • Deshumidificadores.
  • Pinturas anti-moho.
  • Aislamiento.
  • Sistemas forzados de ventilación.

Vamos a ver porqué sólo funcionan en casos muy concretos.

El sistema de funcionamiento del deshumidificador es sencillo, si la condensación se produce por el contacto de una superficie mas fría del punto de rocío, pues la creamos y acumulamos la humedad en un recipiente.

Para sitios pequeños puede funcionar, pero de manera puntual, gastamos electricidad y sólo cambiamos la humedad del aire.

Las pinturas anti-moho pueden trasladar el problema, pero muy pocas veces solucionarlo, actúan sobre las paredes donde se dan, pero no cambian ningún parámetro del aire interior.

El aislamiento es una mejora importante para ahorros en calefacción, sonido y otros factores, pero debe ir acompañado de otras acciones que nos permitan cambiar el aire del interior, cuando aislamos demasiado también cambiamos las características del aire interior, y por lo tanto también cambia el punto de rocío, no solucionamos el problema de condensación sólo con aislamiento.

Los sistemas de ventilación forzada, obviamente es una de las soluciones,( es en la que se basa nuestra propuesta) pero tiene el inconveniente de que si queremos introducir aire caliente tenemos que calentarlo, y esto normalmente se hace con resistencias y el consiguiente gasto energético.

 

  SOLUCIÓN PROPUESTA:

Calentamiento solar.

En muchas casas la humedad es una pesadilla, no sólo estéticamente, también para la salud, el deterioro muebles y enseres…

La solución que proponemos es bastante sencilla y a la vez conseguida con una tecnología brillante, si el problema es la humedad, y uno de los factores que la provoca es la poca circulación de aire, (ventila, ventila, que decían las abuelas) pues ¿ porqué no coger aire de la calle, limpiarlo filtrandolo y calentarlo antes de meterlo en la casa?

Con esto conseguimos:

  • Renovación de aire (filtrado, caliente y limpio) continuo
  • Sigue funcionando aunque no estemos en casa.
  • Evita que salga moho por poca ventilación.
  • La casa no se enfría, ya que el aporte es de aire caliente.
  • Evita malos olores, típicos de una casa cerrada.

 

La solución sencilla a los problemas de humedad y poca ventilación, además podemos controlar su funcionamiento con un termostato para que circule sólo cuando podamos meter aire más caliente que el que tenemos dentro, en Verano también lo podemos usar para el efecto contrario, es decir refrescar con aire de la calle por las noches.

 

Resumiendo:

El sistema solar que proponemos para evitar humedades y poca ventilación es perfecto para:

  • Ganar calidad en el aire que respiramos en casa.
  • Ahorrar calefacción, ya que es un aporte de aire caliente.
  • Casas de fin de semana, sin olores y atemperada sin gasto.
  • Casas Rurales, se mantienen las habitaciones a punto para reservas de ultima hora.
  • Al ser un sistema autónomo no necesita electricidad para su funcionamiento.

Como norma general, cada instalación o problema tiene una o varias soluciones, la mejor opción en todos los casos es una visita personalizada y estudio concreto de la situación.

Si desea obtener más información, haga clic a continuación.

Puedes compartir