Es el momento de cambiar la forma de producir la energia que gastamos en casa, el concepto de las grandes empresas de produccion es una gran planta generadora y tener un control total de lo que gasta cada cliente.

Pero hay otra opcion, es la produccion distribuida sus principales caracteristicas son:

  • Se produce donde se gasta, por lo que se reduce las perdidas en la red eléctrica, donde la energia se produce en un punto lejano, se transforma para el transporte, y se vuelve a transformar para su uso, en cada transformacion estamos perdiendo energia que no se utiliza.
  • Las potencias instaladas suelen ser pequeñas, entre 1.5 y 10 Kw como máximo, siendo las más comunes las de 3Kw, es decir unos 12 Paneles, con esto podemos conseguir ahorros muy importantes.
  • Se mejora la fiabilidad del sistema electrico, al tener muchas fuentes de producción se podrian gestionar en caso hacer falta.
  • Si se combina con transporte eléctrico tendríamos “la gasolinera” en nuestro tejado, además del suministro diario para nuestras necesidades.

¿Porqué nuestro sistema?

Después de probar varios sistemas, en la actualidad estamos apostando por los inversores SolarEdge con optimizadores para cada panel.

Disponemos de soluciones para sistemas monofásicos, o trifásicos, podemos almacenar en una batería (Tesla, por ejemplo) la energía que producimos y no gastamos, para poder hacerlo incluso de noche.

Opciones para instalaciones de conexión a red.

– Básica.

Este tipo de instalaciones son las conexiones a red sin batería, podemos producir sólo lo que gastamos o inyectar a la red lo que no utilizamos en nuestro consumo, más abajo vemos la diferencia en un gráfico.

Aquí podemos ver la diferencia entre inyectar a la red o producir lo que consumimos, en rojo es lo que consumimos de la red, en azul lo que ahorramos del consumo, y en verde lo que estaríamos inyectando a la red.

– Con batería.

Con este tipo de instalación podemos almacenar la energía que no utilizamos durante el día para gastarla por la noche. Podemos utilizar baterías como Tesla o Resu de LG.

– Con backup.

Este tipo de instalación es igual que el de con batería pero en caso caída de la red podríamos utilizar la batería para alimentar algunos consumibles de emergencia.

.

Otra ventaja.

Gracias al funcionamiento independiente de cada panel, nos permite ponerlos en varias orientaciones y así optimizar la producción al consumo.

Conseguiremos un aporte continuo sin aparatosas estructuras en el tejado de nuestras casas. Esto también se ve favorecido por la bajada en el precio de los paneles.

Sin miedo a goteras

Sin duda todos tenemos miedo a tener goteras cuando ponemos paneles solares en el tejado,  pero nada más lejos de la realidad, en muchas ocasiones Blipposol diseña sus propias piezas para adaptarse a cualquier tipo de teja y sistema de tejado.

Las tejas quedan como antes de poner los paneles, incluso al quedar una cámara de aire entre los paneles y el tejado evitatamos incrementar la temperatura de la última planta.

Sin miedo al precio.

Otra cosa que asustaba era el precio, y digo “asustaba”, porque ya no asusta, por poner un ejemplo un panel que hace 10 años valía 1100 Euros, en la actualidad cuesta 160 Euros.

Gracias a un acuerdo con el banco Santander, ofrecemos también financiación de nuestras instalaciones, incluso si es empresa podemos hacer un leasing o renting, según interese.

Y sin problemas de papeleo.

Nosotros nos ocupamos de todo, legalización, presentación de financiación si el cliente lo solicita, y cualquier otra gestión que sea necesaria dependiendo del tipo de instalación.

 

Decídete.

No esperes más, infórmate, concierta una visita gratuita a tu casa y te daremos la mejor solución.

Puedes compartir